Jueves, 23 de Octubre de 2014
inicio
Buscar: 
 en este web   en internet   

Eventos Enlaces Contáctanos Sugerencias Favoritos
Incontinencia urinaria/Temas de interés
  30/08/2004
  Preparar para imprimir Enviar por correo

ASPECTOS PSICOLÓGICOS DE LA INCONTINENCIA URINARIA

Los efectos psicosociales de la incontinencia urinaria suelen llevar implícitos numerosos trastornos emocionales entre los que se encuentran la pérdida de la autoestima y la discontinuidad en las actividades laborales, sexuales y sociales.

La mujer, antes de consultar al especialista, suele ser partidaria del uso de materiales empapadores; compresas y otros materiales absorbentes. Lejos de resolverse, la incontinencia progresa; se produce con esfuerzos mínimos; caminar, subir al autobús, etc...La paciente tiene sensación de suciedad, su imagen corporal se deteriora, se retrae en sus contactos sociales y familiares, se altera, e incluso interrumpe, la vida sexual. Paralelamente, sobrevienen las complicaciones, en especial infecciones urinarias, alteraciones en la piel (dermatitis) y trastornos psicológicos.

Muchas de las afectadas se niegan a alejarse de su entorno familiar por temor a enfrentarse a situaciones embarazosas limitando sus tareas habituales y su independencia, lo que conlleva un progresivo aislamiento social, así como sentimientos de inseguridad, tristeza y depresión.

 

Las mujeres que padecen  incontinencia urinaria suelen presentar altos niveles de depresión y problemas en sus encuentros sexuales debido a una disminución del apetito sexual y a la incapacidad para relajarse, lo que produce dificultad para experimentar el orgasmo con la consiguiente pérdida de interés en las relaciones sexuales.  

 

La necesidad de utilizar compresas absorbentes o pañales genera un cambio en la indumentaria de estas personas ya que frecuentemente visten con ropa holgada, larga y generalmente oscura. De la misma forma deben utilizar ropa especial para dormir. Todo ello hace que la persona entre en una depresión que va minando su confianza, autoestima y seguridad, de la misma forma que impide que puedan relacionarse íntima y satisfactoriamente con sus parejas.

 

Para paliar de algún modo la incontinencia urinaria, los pacientes pueden adoptar medidas dietéticas como controlar los líquidos que toman para evitar la formación excesiva de orina. Existen alimentos que son diuréticos como algunas frutas y verduras. También es importante la forma en que se toman: las sopas, guisos y los alimentos hervidos aportan más líquido que los asados o fritos. Entre los líquidos que favorecen la formación de orina se encuentran el agua, la leche, el alcohol y las infusiones. Se debe distribuir mejor el horario de la toma de bebidas, bebiendo más durante la mañana y disminuyendo paulatinamente las bebidas conforme avanza el día.

 

Los pacientes pueden recuperar el control de la vejiga mediante el entrenamiento de la misma. El entrenamiento consiste en aprender a resistir el impulso de salida de la orina, lo que contribuye a un aumento de la capacidad de la vejiga. Esto se consigue mediante ejercicios que desarrollan la musculatura del suelo pélvico.

 

De esa manera la mujer puede ir recuperando la seguridad, la confianza y sus relaciones sentimentales e íntimas.

 

 

María José Curá De Rosa

Psicóloga






Estadísticas
Visitas7778
Recomendada0
Impresa248
Confidencialidad Condiciones de uso
Gestor de contenidos
desarrollado por
Powered by
SPC v4.2 ©
[ ]